Instrumentos del Mercado Bursátil

Imprimir
PDF

Títulos Valores del Estado

Los Títulos Valores del Estado son aquellos que emite el Gobierno de la República o sus entidades autónomas o descentralizadas. Independientemente del canal por medio del cual fueren adquiridos, éstos son instrumentos que conllevan cero riesgo para el inversionista.En la actualidad son cinco los tipos de Títulos Valores del Estado transados en el mercado bursátil: Certificados de Absorción Monetaria (CAM's), Bonos de Emisión Consolidada (BEC's), Bonos de Estabilización Financiera (BEF's), y Certificados de Absorción Monetaria Denominados en Dólares (CADD's) y Bonos Presupuestarios. Las principales colocaciones de estos instrumentos son manejadas en CAM´s y BEC´s, mediante la Subasta Pública de Títulos Valores del Estado que realiza el Banco Central de Honduras (B.C.H.) los días martes de  cada semana o el día hábil siguiente, en los casos de días feriados. Asimismo se realizan subastas extraordinarias cuando las condiciones macroeconómicas del país lo demandan.

Certificados de Absorcion Monetaria

Los CAM´s y los BEC´s son títulos denominados cero cupón, o sea  que él título no incorpora una tasa nominal de interés, es por ello que su adquisición se realiza por medio de un descuento de su valor nominal, el cual representa el rendimiento en la transacción. El comprador obtiene dicho rendimiento al vencer el instrumento. En ambos casos los plazos de estos instrumentos oscilan entre 28 y 364 días, mismos que los define el  B.C.H. al momento de anunciar la Subasta.El B.C.H. utiliza los CAM´s con fines de estabilización monetaria; los coloca cuando el objetivo es restringir liquidez en la economía, y los retira cuando busca inyectar liquidez y con ello reactivar la misma. El producto de las colocaciones de los CAM´s debe quedar depositado en una cuenta especial en el B.C.H., y no puede ser destinado a ningún otro fin distinto del pago de los CAM´s a su vencimiento.

Bonos de Emisión Consolidada

Los BEC´s son instrumentos administrados por el B.C.H. cuyo objetivo fue financiar las necesidades del Gobierno Central por medio de la Secretaria de Finanzas; estas necesidades pueden ser para financiar el gasto público o inversiones de capital que este ejecuta.

Bonos de Estabilización Financiera

Los BEF´s se comenzaron a emitir en Marzo del 2000 en cumplimiento con la Ley Temporal de Estabilización Financiera, con el objeto de afrontar el pago de las obligaciones no depositarias relacionadas con una institución financiera en proceso de liquidación forzosa como fue el caso del Banco Corporativo, S.A. La emisión, colocación y administración de estos instrumentos recayó en el B.C.H., aunque la obligación de pago es de la Secretaria de Finanzas. A diferencia de los CAM´s y los BEC´s que no incorporan una tasa nominal, éstos instrumentos generan un flujo mensual de intereses. Los certificados representativos de estos instrumentos son negociables y únicamente pueden ser adquiridos vía mercado secundario. A su emisión, los plazos de estos instrumentos oscilaban entre 1 y 10 años.

Certificados de absorcion Monetaria Denominados en Dólares

Los CADD´s fueron autorizados en Agosto de 2001 con fines de estabilización monetaria y cambiaria. La característica principal de este tipo de instrumento es que es indexado al tipo de cambio de referencia del mercado de divisas. A pesar que su moneda de negociación es el Lempira, los mismos son denominados en U.S. Dólares. Estos también son títulos cero cupón. El Banco Central de Honduras (B.C.H.) ha dispuesto efectuar las colocaciones de estos instrumento mediante la Subasta Pública de Títulos Valores Gubernamentales Denominados en Dólares que realiza  los días miércoles de  cada semana o el día hábil siguiente, en los casos de días feriados. Los plazos manejados para estos instrumentos son 91, 182 y 364 días. El producto de las colocaciones de los CADD´s debe quedar depositado en una cuenta especial en el B.C.H., y no puede ser destinado a ningún otro fin distinto de la cancelación de los certificados a su vencimiento.

Bonos presupuesto

Los Bonos Presupuesto 2002 y posteriormente los 2003 fueron originalmente autorizados en Diciembre de 2002, con el fin de ser utilizados directamente por el Gobierno Central para liquidar el Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la Republica correspondiente al ejercicio fiscal del respectivo periodo.

Estos valores se representan por medio de anotaciones en cuenta en el registro del Emisor que lleva en el Banco Central de Honduras, pudiendo emitirse Certificados Negociables representativos de los mismos a favor de los titulares.

Estos Bonos se distribuyen en tres tipos de emisiones con las siguientes caracteristicas:Bonos a 1 año plazo tipo cero cupón; Bonos a 2 años plazo con una tasa de interés anual del 11.5% pagadera semestralmente y Bonos a 3 años plazo con una tasa de interés anual del 12% pagadera semestralmente.

Instrumentos del Sector Financiero

Certificado de Depósito a Plazo (C.D.P.)

El Certificado de Depósito a Plazo es un título nominativo y no negociable emitido por una institución financiera. Actualmente de los instrumentos del Sector Financiero, este es el más utilizado en el mercado bursátil. Este instrumento es emitido tanto en Lempiras como en U.S. Dólares, y su plazo oscila entre 90 y180 días.

Aceptación Bancaria

La Aceptación Bancaria es un instrumento típicamente, sin embargo no limitativo a instituciones bancarias. Generalmente se acredita por medio de una letra de cambio emitida por una empresa privada a favor de una tercera persona, misma que es aceptada por un banco. Al aceptar el título, la institución bancaria asume una responsabilidad de pago irrevocable frente a terceros, en la fecha de vencimiento del instrumento. Puesto que en la letra de cambio no se puede consignar el pago de intereses, y en vista que entregar dicha letra al inversionista no es siempre lo más conveniente, en nuestro país la mayoría de las instituciones bancarias han acostumbrado documentar la Aceptación mediante la emisión de un Certificado de Custodia a favor del Inversionista en el que se describen las condiciones nominales de la transacción.

La Aceptación Bancaria se origina en operaciones de comercio internacional, particularmente en transacciones que involucran venta al crédito. El producto de la liquidación que genere esta venta, servirá para cancelar la Aceptación Bancaria. Este tipo de operación surge de la necesidad del Vendedor de un bien, en recibir el producto de su venta antes del vencimiento del plazo o crédito que éste le ha concedido al Comprador. Cuando esto ocurre, una de las alternativas que tiene el Vendedor es negociar el título de crédito que documenta la venta con su banco. De esta manera el banco acredita al Vendedor ya sea fondos propios o recursos que obtiene en el mercado secundario de Aceptaciones Bancarias.

Reporto

El Reporto es un contrato mercantil en la que participan dos partes, Reportado y Reportador. El Reportado es la persona natural o jurídica que es dueño de títulos valores y tiene necesidad de obtener recursos temporalmente sobre ellos. Utiliza estos títulos como respaldo, sin deshacerse de ellos en forma definitiva. El Reportador es la persona natural o jurídica, que invierte sus recursos en los títulos valores que pertenecen al Reportado con el fin de obtener un premio o rendimiento. El Reportador adquiere la propiedad exclusiva de los títulos en forma temporal, ya que deberá devolver los mismos al Reportado, al pagar éste último al vencimiento del contrato, los recursos obtenidos y el respectivo premio.

El plazo del Reporto es acordado entre el Reportado y el Reportador y no podrá exceder de 45 días. No obstante, a conveniencia de ambos, éste podrá ser prorrogado una o más veces. Por ser el Reporto un contrato, su validez está sujeta a la firma de las dos partes contratantes tanto en su origen como en posteriores prorrogas, mismas que no podrán exceder al plazo de los títulos que respaldan la operación.

Este instrumento ha sido utilizado principalmente por el sistema financiero, aunque su uso no es exclusivo a este mercado. Tradicionalmente ha sido acompañado por un certificado de custodia donde se detalla las condiciones nominales de los títulos dados en respaldo, sin embargo esta transacción se perfecciona con el intercambio físico de los mismos.

El Reporto deberá constar por escrito: el nombre completo del Reportado y del Reportador, las condiciones nominales de los títulos objeto de reporto, el término fijado para el vencimiento de la operación, el precio y el premio pactado o la manera de calcularlos.

Certificado de Participación de Valores en Custodia (CEPVACUS)

El Cepvacus ó Certificado de Participación de Valores en Custodia, es un título valor que se origina en la Bolsa Centroamericana de Valores como resultado de un mercado financiero en rápido desarrollo que exigía flexibilidad adecuada en ciertas operaciones bursátiles. Este es un título valor innominado, es decir, un título creado por la costumbre, los usos bancarios y mercantiles. Su creación se fundamenta en la base legal que dió origen al Reporto, el cual está tipificado en el Código de Comercio.

El CEPVACUS se caracteriza por ser un título valor "divisible" o "desmembrable" de otro título o cartera de instrumentos financieros.

A diferencia del Reporto, el CEPVACUS no tiene restricciones en lo que se refiere al número de participaciones o al plazo del mismo. Siendo sus únicas limitantes aquellas que establece el título o cartera original de la que se desmembra, como ser el que la suma de las participaciones no podrá sobrepasar su monto global, y el que el plazo de las participaciones no podrá exceder el vencimiento de los títulos que respaldan la operación.

Certificado de Participación Fiduciaria (C.P.F.)

El Certificado de Participación Fiduciaria es un título valor por el cual una institución financiera (Banco o Asociación de Ahorro y Préstamo) en su carácter de fiduciario o administrador de un fideicomiso, promete pagar al tenedor de dicho título por cuenta del fideicomiso, una determinada suma en las condiciones acordadas en el mismo.

El C.P.F. acredita derechos fraccionarios sobre grupos de bienes de los que la institución sea depositaria. Estos títulos solo pueden ser emitidos por las instituciones fiduciarias sobre la base de fideicomisos constituidos por sociedades mercantiles o personas naturales, y formalizados mediante contratos.

El inversionista o tenedor de un C.P.F. esta garantizado únicamente por los bienes transferidos al fiduciario, a no ser que el título en forma explícita especifique otro tipo de garantía, como ser el aval solidario del mismo banco o fiduciario.

Instrumentos del Sector Privado

Los instrumentos del Sector Privado no financiero han sido emitidos por empresas privadas las cuales han encontrado en el Mercado Bursátil una fuente alterna de financiamiento a las fuentes tradicionales.

Pagaré Bursátil

En la actualidad el mayor porcentaje de los volúmenes transados en instrumentos del Sector Privado se realiza en Pagarés, mejor conocidos en otros países como Papel Comercial.

El Pagaré es un título valor por el cual el suscriptor o sociedad emisora, promete incondicionalmente pagar al tenedor o inversionista, una suma determinada de dinero en una fecha y lugar específico. Si el Pagaré no menciona la fecha de su vencimiento, se considera pagadero a la vista. El Pagaré es el instrumento que normalmente se utiliza como documento de negociación y aceptación comercial, siendo sus garantías legales establecidas por el Código de Comercio.

Al momento de realizar una inversión, es importante evaluar bien al emisor del Pagaré, ya que este instrumento no ofrece ninguna garantía específica.

El Pagaré Bursátil difiere en cuanto a su presentación física con el Pagaré tradicional, ya que ha sido diseñado con el propósito de disponer de un instrumento de negociación ágil y de aceptación en el mercado de valores. Sin embargo, no por esto pierde su condición de título valor, ni debilita su fuerza ejecutiva en caso de demanda. El Pagaré Bursátil debe ser emitido "a la orden", lo que lo convierte en un título negociable y transferible por endoso y entrega del mismo.

El dinero de las inversiones realizadas en dichos títulos es utilizado por las sociedades emisoras para cubrir necesidades de financiamiento de corto plazo. Los rendimientos que se pueden obtener en estas operaciones dependen del tipo de empresa, su grado de solvencia, y las condiciones de liquidez del mercado.

El Pagaré Bursátil es un título emitido tanto en Lempiras como en U.S. Dólares, principalmente por empresas que pertenecen a los diferentes sectores productivos del país.

Pagaré con Cobertura Cambiaria

El Pagaré con Cobertura Cambiaria es un título valor indexado a un tipo de cambio, el cual permite al tenedor del mismo mantener el valor original de su inversión ante fluctuaciones en nuestra moneda. El titulo es denominado en U.S. Dólares, pero el compromiso de pago de capital e intereses es en moneda nacional.

A la fecha de la suscripción del Pagaré, el emisor y el inversionista acuerdan un tipo de cambio específico. Este podrá ser fijado en ese momento, aunque la forma más común ha sido manejar el tipo de cambio para la venta mas alto que los Agentes Cambiarios autorizados por el B.C.H. hayan cotizado al cierre del día hábil anterior al vencimiento del pago.

Este instrumento era muy utilizado en el pasado cuando las leyes únicamente permitían pagar obligaciones en moneda nacional. Sin embargo perdió su popularidad con la reforma efectuada a la Ley Monetaria en octubre de 1994, a partir de la cual se autoriza al Sistema Financiero y las Bolsas de Valores documentar en moneda extranjera deudas contraídas a través de ellos. Actualmente no se observa movimiento en este instrumento, aunque no existe ningún obstáculo para ello.

El Pagaré con Cobertura Cambiaria es un título valor innominado, es decir, un título creado por la costumbre, los usos bancarios y mercantiles.

Pagaré Multiple ó Macrotítulo

El Pagare Múltiple o Macrotítulo es un instrumento que se origina como un documento representativo de títulos emitidos por una sociedad emisora. Este mecanismo permite la participación de uno o más inversionistas en dicho instrumento, mediante Certificados de Custodia no negociables. Las participaciones se documentan por medio de asientos contables.

El Emisor entregará el Pagaré Múltiple o Macrotítulo a la Bolsa de Valores, por medio de su Central de Valores. En su calidad de depositaria, será la Central de Valores quien se encargará de administrar este documento y las participaciones que se deriven del mismo.

Este es un título valor innominado, es decir, un título creado por la costumbre, los usos bancarios y mercantiles.

Actualmente, el Pagaré Múltiple o Macrotítulo únicamente se puede transar en la Bolsa Centroamericana de Valores.